Carta Pastoral de monseñor Barrio con motivo de la Jornada por la Caridad del Papa

Queridos diocesanos:

En la solemnidad de los apóstoles san Pedro y san Pablo, recordamos cada año la Jornada por la Caridad del Papa. También en esta ocasión como en años anteriores, nos unimos como hijos de la Iglesia al Papa en el ejercicio de su ministerio con nuestra oración y a la vez con nuestra colaboración económica. Estamos comprobando cómo la cercanía del papa Francisco con sus gestos y sus palabras no dejan indiferente a nadie. En este Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia nos insiste en que debemos ser misericordiosos con lo que decimos y hacemos, realizando las obras de misericordia. Bien vemos que los pobres ocupan un lugar preferente en su corazón. "Quiero una Iglesia pobre para los pobres. Ellos tienen mucho que enseñarnos”, ha manifestado. Trata de que la estructura eclesial se convierta en un cauce adecuado para la evangelización del mundo, desgastando nuestra vida en este propósito.

En todas las parroquias, en las misas del domingo, día 26, se hará la colecta del Óbolo de San Pedro que el Papa dedica a obras de caridad. A este fondo llegan también las aportaciones procedentes de los institutos de Vida Consagrada y de las sociedades de Vida Apostólica, así como las de los donativos de fieles particulares. Entre las muchas obras apoyadas por la caridad del Papa en este tiempo podemos recordar, entre otras, las ayudas a las víctimas de guerras y catástrofes naturales, a refugiados y a emigrantes, a las estructuras de algunas comunidades católicas y a los centros sanitarios en países pobres. El Limosnero del Papa realiza esta misión.

Estoy seguro de que vuestra generosidad se manifestará según vuestras posibilidades económicas. La Diócesis enviará al Papa esta colecta que a través de él llegará a muchas personas, reflejándose esa proyección universal que tiene toda acción de la Iglesia. Pongámonos al servicio de Cristo que, siendo rico, se hizo pobre, a fin de enriquecernos a nosotros (cf. Flp 2,6-8).

Os saluda con afecto y bendice en el Señor,

+ Julián Barrio Barrio,
Arzobispo de Santiago de Compostela

 

Última modificación: lunes, 20 de febrero de 2017, 17:47